Cruzar el Mar


Recuerdo las noches antes de dormir, recuerdo claramente el sonido del las olas golpeando y deslizandose suavemente contra la arena, creando un sonido difícil de explicar en palabras.

Recuerdo a mi abuela levantarse muy temprano, hablando con todos sus animales, hablándoles entre español y quechua cosas que ahora recien puedo comprender.

Recuerdo a mi madre llevarme a la playa y pasar horas de horas jugando, observando el mar y cientos de atardeceres. Quizá ella no se dio cuenta lo mucho que aprendi de esas largas horas en la naturaleza y lo divertido que era.

Al crecer me di cuenta que quería explorar el mundo, quería cruzar el mar y saber que era lo que habría de otro lado, ese sueño casi imposible para un niño, siempre se mantuvo ahí.

Un día, luego de muchos años , esa oportunidad llegó, y en un viaje de avión de 15 horas, crucé el océano pacífico, obviamente estuve siempre del lado de la ventanilla, observando el océano, esta vez desde el cielo.

Mi pasión por explorar, me llevó a lugares en el que siempre quise estar, quería deambular, acampar, hacer fogatas; empaque mi vida en una mochila y me la lleve a todos lados, entre Filipinas, Malasia, China, Japón y otros países donde podía sentir la verdadera libertad de estar perdido, entre personas desconocidas, de no tener un itinerario de viaje o un pasaje de regreso.

Los viajes me hicieron estudiar la vida, creer que podía llegar a donde yo quisiera, creer en los sueños y en mis propios sueños.

En este camino, la fotografía me atropo, me sedujo, finalmente encontré mi pasión, encontré mi camino en la vida, un propósito al cual seguir.

Y aunque me encontraba solo en medio del océano aquel día, entendí que la naturaleza, me dio esa inspiración, una dosis de frente al corazón, recordé las largas horas en la playa con mi mamá, recordé el sonido de las olas golpeando la arena.

Sabía que me faltaba mucho por explorar pero entendí que era tiempo de volver y al volver empezar a construir un nuevo sueño pero desde mi país.

Mi pasión por la naturaleza va más allá que solo fotografiarla, cada fotografía me enseña lo importante que ella es en nuestra vidas y aunque siempre estaré en deuda , espero llegar a muchas personas y que ellas lleguen a los suyos y todos entendamos que sin naturaleza estamos perdidos.

Cada fotografía cuenta una historia detrás de mi pasión, llegará un día en el que ya no este, pero estoy seguro que mis hijos o mis nietos encontrarán mis fotografías, seguro guardadas en una esquina, todas polvorientas, pero al verlas sabrán que cada una de ellas eran en lienzo de mi vida.

PH. Dennis Miller

#travel #Nikon #aventura #viajar #photography

45 vistas

   © Todos los derechos reservados | Peter Rosales Photography